Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 

Durante el invierno son frecuentes las condiciones meteorológicas adversas como la nieve, hielo, niebla, lluvia y viento, que alteran de forma significativa las condiciones en que se desarrolla la circulación, a la vez que generan mayores dificultades a las previstas en el viaje por carretera produciendo en el conductor fatiga visual y aumento de la tensión nerviosa, todo ello lleva consigo una disminución de la atención en la conducción.

Todos estos inconvenientes que se nos pueden presentar, se superan teniendo siempre presentes las 2 Reglas Básicas para la conducción en invierno que son: la PREVENCIÓN y la PRUDENCIA, que nos permitirán circular por carretera en esta época del año en las mejores condiciones de Seguridad Vial.

Por ello, para afrontar la conducción durante el invierno en las mejores condiciones de Seguridad Vial, tendremos en cuenta los siguientes consejos:

Reglas básicas

1º.-PREVENCIÓN: Antes de realizar el viaje:

a).- Poner el vehículo a punto para el invierno por medio de una revisión.

b).- Informarse de la posibilidad de que se produzcan condiciones meteorológicas adversas en carretera. Consultar en el Servicio de Información de Tráfico.

2º.- PRUDENCIA Durante el viaje:

Si, durante el viaje por carretera en este periodo, apareciesen condiciones meteorológicas desfavorables tener en cuenta que conducir en esta situación aumenta la tensión nerviosa y la fatiga visual conllevando por tanto una disminución de la atención y siendo causa de riesgo de accidente.

En los trayectos largos, no dude en pararse en un área de descanso y esperar a que las condiciones mejoren. Siempre ante estas condiciones, prestar mucha atención a la conducción y como norma general:

“Disminuir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad”

Con NIEVE:

  • Encender las luces de cruce. (Ver bien y ser visto).
  • Comprobar el funcionamiento del limpiaparabrisas y luneta térmica.
  • Utilizar el sistema de ventilación interior del vehículo para eliminar el vaho sobre los cristales y aplicar una bayeta seca.
  • Evitar aceleraciones y deceleraciones bruscas, así como adelantamientos.
  • Anticiparse ante cualquier incidencia para no tener que utilizar los frenos.
  • Mantener la velocidad reducida.
  • Limpiar periódicamente la nieve que se acumula en el guardabarro y que puede obstaculizar el giro de las ruedas.
  • Mucha precaución con la nieve pisada en calzada y transformada en hielo, pues es muy deslizante.
  • Tan pronto como la carretera se vea blanca o cuando lo demanden las Fuerzas de Vigilancia en carretera, se colocarán las cadenas en las ruedas motrices en caso de no llevar neumáticos de invierno.
  • Las cadenas se instalarán en lugares apartados de la calzada y de fácil acceso para el vehículo, evitando entorpecer la circulación de la carretera.

En caso de bloqueo de la carretera por nieve:

  • No adelantar a un vehículo bloqueado por nieve en carretera, sin estar completamente seguro de poderlo hacer, dejando la vía libre después de realizar la maniobra.
  • No pararse nunca en la calzada, aparcar fuera de la carretera y no abandonar el vehículo más que estando seguro de poder llegar a una casa o refugio para solicitar ayuda.

Con NIEBLA:

  • Encender las luces de cruce y alumbrado antiniebla (Regla esencial “ver bien y ser visto”).
  • Adaptar la velocidad y distancia de seguridad con el vehículo delantero en función de la visibilidad (Regla de las 3V, es la medida a respetar con niebla).
  • Regla de las 3V = Visibilidad (V) = Velocidad (V) = Vehículo delantero (V)
  • Ejemplo: Visibilidad (50 metros) = Velocidad (50 Km/h) = Vehículo delantero a 50 metros
  • Comprobar el funcionamiento de los limpiaparabrisas.
  • No frenar bruscamente y evitar adelantamientos.
  • En caso de cualquier incidencia en carretera, encender inmediatamente los intermitentes de emergencia, faros y alumbrado antiniebla.
  • Cuando la niebla sea muy densa, tomar como referencia las marcas viales de la derecha de la calzada. En autopista y autovía circular siempre por el carril derecho.
  • Prestar atención a los vehículos de 2 ruedas y a peatones por ser menos visibles con niebla.

Con LLUVIA:

  • Encender las luces de cruce para ser vistos mejor, regla esencial “ver bien y ser visto”.
  • Comprobar el correcto funcionamiento de los limpiaparabrisas y luneta térmica.
  • Orientar la calefacción interior del vehículo hacia los cristales para combatir el vaho que se forma por la humedad y limpiarlos con una bayeta seca.
  • Comprobar periódicamente la eficacia de los frenos, tocándolos suavemente para secar la humedad de las pastillas.
  • No frenar bruscamente para evitar el deslizamiento (acquaplanning).
  • Tener presente que la distancia de frenado es mayor con lluvia, por lo que aumentaremos la Distancia de Seguridad con el vehículo delantero (Regla del Cuadrado).
  • Regla del Cuadrado es la medida para el cálculo de la Distancia de Seguridad que engloba las distancias con el vehículo delantero por tiempo de percepción y reacción a una velocidad determinada.
  • De forma práctica podemos aplicar para el cálculo de la Distancia de Seguridad la Regla del Cuadrado, de tal forma que si circulamos por ejemplo a 90 Km/h, elimine la última cifra quedando 9 y multiplique este número por sí mismo 9 x 9 = 92 = 81, luego la distancia de seguridad al vehículo que va delante debería ser 81 metros.

Con HIELO:

  • Saber reconocer con anticipación los tramos o zonas con hielo para no tener que utilizar los frenos. Disminuir lentamente la velocidad y mantenerla muy reducida.
  • Evitar frenar o cambiar bruscamente de dirección.
  • Evitar aceleraciones y deceleraciones, así como adelantamientos.
  • Tener presente la dirección y comportamiento del resto de vehículos que puede ser imprevisible.

Con VIENTO:

  • Comprobar periódicamente la eficacia de los frenos, tocándolos suavemente para secar la humedad de las pastillas.
  • Saber reconocer la dirección y fuerza del viento.
  • Disminuir la velocidad y sujetar fuertemente el volante para evitar desviaciones peligrosas del vehículo.
  • En los adelantamientos, cruces con otros vehículos, salidas de los túneles y en general lugares poco protegidos de la carretera, puede ocasionar “golpes de viento”, por lo que deberá prestarse atención a estas situaciones para evitar pérdida de dirección y vuelco.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Categoría: NOTICIAS
 

BUSCAR EN LA WEB

SÍGUENOS EN:

 

La web Policías Cop utiliza cookies propios y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si quieres más información mira nuestra politica de privacidad.

Acepto los cookies de esta web.

EU Cookie Directive Module Information